La perdida del limbo y los cuestionamientos para recuperarlo.

Existen palabras que tienen una magia especial, ya que a pesar de tener un significado pueden ser utilizadas para ejemplificar muchos casos no descritos por una palabra y siendo el “Limbo” una de estas palabra. Pero hace unos días la Iglesia desapareció el limbo de la faz de la tierra al momento de enterarme me sentí un poco desconcertado … ¡El limbo no existe! ¿qué? ¿como? ¿cuándo? ¿quién? Y continúo leyendo y así me entero que solo era una hipótesis teológica, nunca fue una verdad de fe definida … otra vez ¿Cómo? ¿Por qué? ¿Ósea que los teólogos de la iglesia andaban en el limbo? ¿es posible esto? ¡es una injusticia! ¡es una vacilada! Y es que ahora ¿que vamos hacer con todo lo que mandábamos al limbo?. Pudiera parecer una idiotez esto lo del limbo, pero era una genialidad ya que nadie sabía donde estaba, era claro que el cielo está arriba y que el infierno está abajo, pero ¿el limbo? Por ser un lugar al que llegaban las almas de niños sin ser bautizados seguramente estaba cerquita del cielo a un paso de la gloria y es que al final ellos no tenían la culpa, principal motivo para desaparecer el limbo (punto que se presta a reflexionar más sobre la religión)… quizá Dante fue el único en ubicar al limbo el cual era el primer anillo del infierno, además era el único lugar en el cual se enviaba a esos seres grises que eran idiotas, que estaban papando moscas, a los que no sabían a que vinieron a este mundo, además que era en el cual alguna vez nos autoexiliamos cuando no comprendíamos algo y terminábamos diciendo “No entendí me quede en el limbo”. Lo cierto es que este tipo de noticias no dejan de ser chuscas pero a la vez nos hacen tomar el asunto con cierta seriedad y hace a uno preguntarse el por que sucede esto en la iglesia, ¿será un mensaje de la iglesia que esta cambiando? o ¿que esta en crisis? Cuando escuche la noticia de que Galileo fue rescatado de la excomunión por la iglesia, pensé que tenía una grandeza el reconocer ese tipo de errores, pero que el limbo no existe … no lo alcanzo comprender, ahora si estoy perdido en el limbo, bueno ya no puedo decir eso, me siento como patrulla sin delegación.

4 Respuestas a “La perdida del limbo y los cuestionamientos para recuperarlo.

  1. Ay, no me digas que crees en el cielo y el infierno…

    Me gusta

  2. impresionante…sencillamente…impresionante.

    Me gusta

  3. bueno… nos quedan expresiones como “ir a freir espárragos”… o “no le preguntes, que está un poco dispersa y difusa”

    Me gusta

  4. Pingback: Yo voy más lejos « Buscando Palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s