Recuerdo aquella tarde de sábado (más o menos hace 20 años) pegado al teléfono marcando a mis amigos para organizar algo pero ese día y precisamente esa tarde todo mundo tenía plan en cual no cabía y así, solo, me toco vivir mi primer fin de semana de desamor en cual me volví amante (nada más no lo cuenten es un secreto) de los Angeles Negros. En fin chorrocientos años después me sucedió algo similar. Ella está en un curso en algún lugar de este maravilloso país, así que con cierta alegría pensé este viernes me pondría una señora peda con alguno de mis amigos, pero para mi sorpresa ninguno de mis amigos estaba libre, como eso de las 6 de tarde un poco resignado pensé en invitar a un compañero de trabajo, quien me dijo le había salido plan y me ofreció que después de su visita al cinco letras me buscaría … no mame ya me imagino esperando en mi casa a que el buey acabe de coger para ir a pistear, además de que en mi caso no me acordaría de mi promesa teniendo el cuerpo desnudo de una mujer. En fin me resigne a irme a casa, pero en el camino no puedo contener las ganas de salir y así me encamino a cualquier lugar, es temprano por lo que pienso en un lugar para cenar y así surgen nuevos nombres, marco y nada, no sé cuantos minutos han pasado pero estoy en insurgentes a la altura de mixcoac, recuerdo un lugar al que íbamos a cenar y chelear cuando trabajaba por ahí hace 15 años, me encamino al lugar pero descubro que ya no existe, recorro las calles con la finalidad de volver a salir a insurgentes mientras me sorprendo por la cantidad de nuevos negocios, estoy a una cuadra de insurgentes veo el local de Cuauhtémoc Blanco y a un lado otro negocio que tiene pinta de pub me gusta la idea y me encamino a ver cómo está el lugar. El lugar tiene nombre raro es como alemán u holandés está casi vacío un grupo de chavitos fresas estna celebrando y traen su desmadre con su clásico “no mamees weeyy”, el lugar esta agradable y comienza a llegar gente lo que me hace pedir una segunda chela, en eso llega un grupo con tres chicas que van a promocionar la cerveza Carlsberg que están de muy bien ver, por alguna razón llegan recuerdo de hace 15 años recién salido de la escuela con ganas de comerme al mundo este lugar hubiera sido la gloria, ya que viene mucha gente bonita … hoy solo quiero alcohol la próxima semana estaré con ella , en fin después de tres coronas y tres carlsberg dejo el lugar el cual está hasta el keke pero con buen ambiente. Pienso en continuarla recorro nuevamente insurgentes a la altura del monumento a la revolución suena el celular es mi compañero de trabajo para preguntarme donde estoy ya son las 12 de la noche, lo bueno es que iba a tardar dos horas y acordamos vernos en un bar cercano, total tres chelas y un anís un poco de plática y partimos a nuestras casa, nuevamente me invaden las ganas de seguir (que borrachote soy) pero comprendo que es mejor ir a casa, antes unos tacos en el borrego viudo ya de regreso comprendo que debí haber ido al bull … así camino a mi casa al igual que hace 20 años atrás comienzo a cantar “Déjenme si estoy llorado”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s