Si tuviera que calificar las últimas semanas diría que fueron duras. El hecho de ir a ver a ella y terminar peleando al final de la noche no era vida. Ayer con mucho dolor en el corazón dimos por terminada la relación. La apuesta fue al tiempo y a la distancia para saber que tan fuerte es el lazo que nos unió. Hoy como dice un poema de Jaime Sabines me recetare tiempo y seguiré la moral en turno, reuniré todas las palabras de amor para quemarlas.

Los comentarios están cerrados.