Hoy te he visto como todas las mañanas, aun que te sé bella, mis ojos se han acostumbrado a tu belleza y así, así diariamente te veo simplemente bella. Pero hoy me detuve a tu lado y mientras te saludaba me percate que eras codiciada por un extraño. Extraña sensación la mía de redescubrirte hermosa, de saberte codiciada por otros, de saberte prohibida para mí, de saberte perfecta y deseada (mas por mí). Te veo y te amo, amo tu pelo, tus labios, tus senos, tus manos y te digo a media voz cosas que invento para callar lo que siento. Mientras mis ojos te descubren desnuda y te cubren con lluvia calida de miradas que hacen verte como el ser más bello y así abrazarte por un instante, instante que se convierte en sueño nocturno en donde te conviertes en flor, donde los pétalos de tus labios, senos y piel son el deseo de mi boca y tu aroma la locura de mi ser. Hoy te visto como todas las mañanas … pero hoy eres la mujer que he de extrañar esta noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s