Días como hoy así de malos, pido que sean pocos … pero en medio de todo pensamiento pesimista y cuando parece que la verdad ya no importa he escuchado confesiones y acusaciones que en un momento me hacen pensar que soy un pobre pendejo … pero al paso de los minutos y horas viendo que tan patéticos son los supuestamente listos pienso que chinguen a su madre, mi dignidad y el privilegio de mandarlos chingar a su madre cuando yo quiera no tiene precio (claro sin master card de por medio)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s