Recuerdo recién entre a ADO que nuestro jefe nos recomendaba cierta prudencia cuando fuéramos de desmadre ya que uno no sabe quien nos conoce. Por mucho tiempo ese comentario fue como un mito, pero ahora que llevo dos meses en esto de se gerente ya van como tres ocasiones que alguien me saluda y yo no´tengo ni puta idea de quien se trata, pero lo mejor me paso hoy a la hora de la comida, mientras esperaba que me entregaran mi pedido paso una chica que se me hizo guapa le sonreí y ella me correspondió de igual forma, ante esto me aplique y le fui hacer plática apenas había iniciado la conversación cuando la chica me dice que me conoce, que me ha visto en Mérida, Campeche y no sé en donde más, lógicamente yo con mi cara de que pedo con esta chica y es que una cara así no se olvida tan fácil (bueno no propiamente la cara) y no tenía idea de donde como, cuando … así que después del bajón de hormonas me entero que es hermana de no se que quién del ADO y que por eso me conoce … mierda pueblo chico infierno grande, después de ese grato momento opté por terminar mi comida e irme como niño bueno a continuar mi chamba

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s