Tenía años, en serio años que no despertaba con el suave cobijo de la luz del sol, sintiendo su calidez en mi cuerpo mientras me invade esa sensación de querer más. Han sido tres años de viajes de despertar en habitaciones de hotel y en horas muy tempranas. Hoy estoy en el paraíso, es bueno regresar a casa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s