Desde hace unos meses viajo por cuestiones de trabajo los días miércoles para regresar viernes o sábado. Esta semana viaje con un compañero de trabajo para ver cuestiones estructurales, el jueves por la noche mientras cenábamos en Mérida, este me comentaba que se encontraba muy cansado y me preguntaba si así eran todos mis viajes. Guarde silencio y le dije que si, guardo silencio por unos segundos y me dice “Sabes Knox siempre pensé que la tenías papita y hasta envidiaba el hecho de que viajaras a Cancún y Mérida” solo sonreí y cambie de tema.

Al otro día me dice si podemos pasar a Chichen itza, le digo que sí y emprendimos nuestro viaje a Tizimin y Valladolid, como eso de las 5:30 llegamos a Chichen Itza y nos encontramos con la sorpresa que ya está cerrada la zona arqueológica. En la noche nos pregunta si nos alcanzara el tiempo para ir a Chichen Itza, le decimos que no, intenta convencernos con suposiciones, le decimos que no. El sábado tempranos nos dedicamos a nuestras labores el se va con el residente de la región a medir mientras yo atiendo a contratistas, me reúno con el gerente de la región y veo pendientes con el residente de Cancún a las 3 de tarde partimos a comer a Puerto Progreso él hace un último intento para ir a Chicen, nuevamente le decimos que no, y nos vamos comer con calma. Como eso de las 5 partimos para el aeropuerto llegamos a las 6 para sacar nuestro pase de abordar y mientras esperamos me dice que se siente molido y que el esperaba menos chinga, ya no le digo nada y es que la verdad es que este viaje estuvo de apechito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s