Acompaño a mi madre a la tienda para comprar cosas para la cena, después de pedir un poco de jamón, queso y crema, me pide que tome un paquete de pan doble cero, me quedo un poco desconcertado busco en el aparador del pan uno que se llame doble cero, no hay, le pregunto como es y me dice que se parece al integral, tomo un paquete de pan bimbo integral y es cuando me dice que es pan tostado, nuevamente me quedo desconcertado y es cuando me doy cuenta de cuanta es la oferta de productos, doble fibra, con linaza, integral, el normal tostado, hasta uno light pero no hay doble cero, termino tomando el de doble fibra y de paso un pan bimbo blanco, al ver mi selección mi madre me dice que tome uno de otoro tipo, le digo que no que tengo antojo del blanco, me dice que me lo tengo que comer solo ya que a nadie le gusta, solo pongo cara de ya ni modos y pagamos.

Hoy en la mañana desayune huevos estrellados, tome mi rebanada de pan blanco, partí un pedazo, lo apreté, lo moje en la yema y recordé mi niñez cuando solo existía pan blanco e integral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s