Celebrando el bicentenario

Este año se celebra en México el bicentenario del inicio de la lucha de independencia y el centenario de la revolución. En una situación económica difícil ya que existe una crisis mundial, un gobierno que ha decidió declara una guerra contra el narco que ha generado un clima de violencia que nos hace ver que el gobierno ha sido sobrepasado por el narcotráfico si a todo esto le agregamos que el país tiene una lista de graves problemas de corrupción y serie de males arrastrados en las últimas tres décadas. Hacen a uno el cuestionarse la validez de esta celebración.

En lo personal difiero de aquellos que dicen que nada debemos celebrar. Creo que en los momentos más difíciles se deben de buscar la forma de inspirarse de encontrar motivos para continuar y en este caso esta conmemoración se presta para este fin.

Pero es triste ver que el gobierno considera que de lo único que de que nos debemos sentir orgullosos es del colorido de nuestros festejos, del gol, del esfuerzo, de la bandera y no sé de que cosas más que suenan a cliché. Si uno entra a la pagina del bicentenario es triste comprobar que el enfoque  de la celebración es de tipo turístico. 

Este país tiene una cultura formidable y bajo este esquema se puede hacer mucho. Por que en las últimas décadas se ha privilegiado otro tipo de cuestiones sobre la cultura y esto a generado que hoy en no se sepa que significa México, no se entienda la letra del himno. Es un desencanto al preguntarle a cualquier niño o joven si saben que significa México, si saben que significa “el acero aprestad y el bridón”  y no se diga el sentimiento de frustración al saber que hay personas que se llaman “masiosare (más si osare)” y no se diga muchas cosas más.

Se ha dejado mucho por hacer, la educación deja mucho que desear, hoy muchos saben leer pero no comprenden el significado de las palabras. Quizá por eso sería bueno el comenzar con lo básico, el hacernos saber que México significa el ombligo de la luna y en algún momento el nombre de este país se considero llamarlo Anáhuac o bien el sorprendernos que Yucatán significa “No entiendo tu lengua”. Que comprendiéramos que la letra del himno es un poema bélico que nos invita a defender lo que nos ha costado mucha sangre, la formación de un país llamado México y sobre todo el comprender el significado del mismo. Sería hermoso el encontrarnos con un bombardeo de capsulas donde se den a conocer los poemas de Octavio Paz, Jaime Sabines, Renato Leduc, José Emilio Pacheco, Salvador Novo, Rosario Castellanos. Que al ir a un parque o una plaza nos encontráramos con una orquesta que interprete obras  de Carlos Chávez, Silvestre revueltas, Blas Galindo y no se diga de música folklórica.

Que mejor ocasión para cambiar la historia oficial priista, hacernos ver que los héroes que iniciaron la lucha no querían formar un nuevo país. Poner en otro contexto a Juárez o Porfirio Díaz pero sin dejar de mencionar que sin ellos la consolidación de México no hubiera sido posible. Poner en otro contexto la lucha revolucionaria, dignificar más a Cárdenas, explicar que paso en las décadas de los 70’s y 80’s

La realidad es que hay mucho por hacer que mejor pretexto que esta celebración para impulsar y revitalizar muchas de las cosas que han podrido por gobierno de visión inmediata, sin ánimos de trascender.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s