El Concierto de Paul

De las cosas que tiene la vida. Hace un mes dos compañeros de trabajo me van a ver a mi oficina para ofrecerme un gran negocio (en sus propias palabras) cuando me dicen que tienen un boleto para el concierto de Paul McCartney, lógicamente no dude en aceptar ese gran negocio.

Por fin llego el día, las ansias de ver a McCartney hicieron que el viernes fuera largo. Por fin llego el momento de partir al Foro Sol y a partir todo fue goce absoluto.

Quizá como todo comienzo en un concierto hubo un poco de distancia entre actor y su público pero basto que entonara The long and winding road para que iniciara una comunión con su público. Pero la magia surgió cuando en medio de la canción Let ‘Em in la gente sacó sus encendedores y comenzaron a prenderlos y apagarlos al ritmo de la música, situación que impresiono al músico ya que al terminar agradeció ese detalle y a partir de ese momento comenzó el desborde de sentimientos y alegría. En lo personal al ver lo hermoso que se veía deje de grabar para disfrutar de ese espectáculo de luces que acompañaban los acordes de la música.

La emoción y las lágrimas surgieron cuando canto And I love her, Balckbird y Something, con Ob-La-Di Ob-La-Da el foro se cimbro ante el brinco de la gente. Me sorprendí al escucharme entonar con singular alegría los coros de Hey Jude porque para mí es una las canciones que no me gusta pero en medio de la gente fue imposible el dejar de cantarla.

Después vinieron las señales que el espectáculo estaba por terminar dos veces abandono McCartney el escenario para regresar y hacer enloquecer a la gente con Helter Skelter , Get Back y Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band. Cuando en español nos dijo que era hora ir casa y recibió como respuesta un no, hizo un segundo intento de convencernos de que esto se terminaría sabiendo que por nosotros estaría cantando y bailando toda la noche a pesar de la lluvía y fue cuando desee que hiciera lo que dice Vicente Fernández al final de su concierto “Mientras sigan aplaudiendo yo sigo cantando” pero no fue así y termino el espectáculo.

Para rematar unos buenos tacos de pastor y un tepache, al ir al auto y ver el paso peatonal, lo camine imaginando que cruzaba abbey road

Una respuesta a “El Concierto de Paul

  1. Que bien que te gusto… Yo no lo soporto… Me gustan algunas canciones pero al hombre no lo aguanto…
    De gustos no se discute… Yo prefiero a Leonard Cohen al que yo voy a ver en agosto…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s