Encuentros y re (des) encuentros

Encuentros y desencuentros es una de las frases que para mí definen las relaciones que tenemos a lo largo de la vida. En cada etapa de la vida convivimos con muchas personas, por que compartimos un fin común, tal es caso cuando vamos a la escuela, durante ese periodo todos los compañeros de clases son nuestros amigos, pero una vez terminada la escuela llega el momento del desencuentro ya que cada uno toma un camino diferente y es casi seguro que la mayoría de esos amigos pocas veces se les volverá a ver.

Ayer después de 17 años volví a ver a una vieja amiga, fuimos novios y cuando terminamos nuestra relación, continuo la amistad porque su primo y yo éramos buenos amigos, cuando ella se casó vino el desencuentro por que se fue vivir a Monterrey y pocas veces tuve noticias de ella; desgraciadamente las pocas veces que volvimos a coincidir fue por el fallecimiento de su primo y su mamá. Por eso cuando me habló para tomar un café, tuve una gran emoción por saber que fue de su vida.

Cuando le pregunte sobre su vida, me dijo, mi vida se resume así, me casé, tuve una niña, me divorcie, mi hija creció obtuvo una beca para estudiar la universidad en Alemania, me quede sola y cuando me di cuenta que ya nada me ataba a Monterrey decidí rehacer mi vida y regrese a mi ciudad.

Me explico que cuando su hija se fue a Europa un día le invadió un sentimiento de soledad y que al paso de los días comprendió que en Monterrey no tenía familia, cuando se divorció, la familia de su ex le dejó de hablar y que las pocas veces que le hablaban era más por su hija; a pesar de que tiene varias amistades ninguna la siente entrañable y fue cuando se dio cuenta que la gente que quiere vive en la Ciudad de México y se dio tarea de preparar su regreso para rehacer su vida.

Mientras transcurría la plática encontré muchas similitudes con mi vida, después de cuatro refill de café, me pide vayamos a bailar, después de varias canciones y tragos, me dice “la vida es hermosa a pesar de los desencuentros” y me da un gran abrazo.

Hoy en la mañana mientras meditaba sobre este reencuentro, me di cuenta que a pesar del dolor del desencuentro que estoy vivendo, siempre está la posibilidad de ser feliz y que depende uno que ese dolor se convierta en dicha y plenitud. Bendito día de encuentros y re (des) encuentros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s